"Tengo un disco duro nuevo y..."

Escrito por errores-soft 04-12-2010 en General. Comentarios (0)


Hoy es un día grandioso. Te has comprado ese disco duro que tanto necesitabas, en el cual podrás albergar todo el
material que no te cabe en el disco principal.

Si eres un manitas -o crees serlo- lo montarás tú mismo, si eres un vago, te lo montarán en la tienda o tu amigo "el informático".



Si no tienes amigo informático, aquí tienes un retrato standard para encontrarlo.

La opción de vago siempre te traerá menos quebraderos de cabeza, así que si no lo has hecho nunca, lee sobre el tema o no lo hagas.

Podríamos entrar en el tema Hardware y explicar cuáles son los conectores sata o ide de datos y de energía, cómo conectarlos y demás, pero como este blog trata sobre software, pues no.

El problema que probablemente te haya surgido es que una vez montado el nuevo dispositivo de almacenamiento, cuando llegues a "Mi PC", no aparezca nada nuevo. Tranquilidad, tiene fácil solución -aunque es un tostón-.

Primero deberás entrar en la BIOS de tu ordenador. Sencillamente, pulsa la tecla Supr/Del cuando inicie -en algunos casos son otras teclas, como por ejemplo F2-. Encontrarás menús azules en inglés un poco caóticos. Pero nuestra misión en este universo despiadado será rápida e indolora. Tan sólo accede a la pestaña "Main", la primera que aparece, y desde ahí, configura los discos duros en uso -identificalos por su capacidad e inciales-.

Suponemos que el disco duro que hemos comprado será de almacenamiento, no para el Sistema Operativo, por lo cual deberemos incluir su código -lo podemos identificar viendo su capacidad- en donde nos diga "Slave" o "Secondary" HDD. O simplemente después del disco duro principal y nuestra grabadora/dispositivo óptico.

Cuando salgamos, guardaremos los cambios.



Una vez salgamos de esta pantalla, todo será un caminito de rosas. O no.

Si es un disco duro totalmente nuevo, tendremos que darle formato para que nuestro S.O. lo reconozca.

Hay dos caminos posibles. Realizar el formateo a través del Partition Magic, o desde el entorno gráfico amigable de nuestro Windows.

La filosofía de este blog es hacerlo todo lo más fácil posible, así que lo haremos desde Windows, evitando más pantallas con menús a lo MS-DOS.

Una vez en Windows, nos vamos a Inicio -> Panel de Control ->Herramientas Administrativas-> Administración de equipos -> Administración de discos. Aquí seleccionamos el disco duro nuevo -el cual aparecerá con una banda negra-, pulsamos el botón derecho del ratón encima y escogemos "inicializar". Bien, ha sido difícil llegar hasta aquí. Ya sólo nos queda volver a pulsar el botón derecho en el mismo lugar, escoger "Formatear" y listo. Espera unas horas y ya tendrás tu nuevo disco duro en "Mi PC"

¿Ha sido duro, verdad? Pero merece la pena.